¿No va a gastar más energía dejar que mi casa se enfríe por completo y luego volver a encender la calefacción, que simplemente dejar que la casa se caliente durante el dia?

Cuando hay temperaturas exteriores más frías, los edificios están constantemente perdiendo calor que se expulsa al aire, requiriendo que el sistema de calefacción provea de calor constantemente para mantener una cierta temperatura. Las pérdidas de calor en casas y apartamentos normalmente se deben a la diferencia de temperatura entre el interior cálido y el exterior frío. Aunque el aislamiento en el edificio tiene un efecto significativo en la pérdida de calor, la diferencia de temperaturas aún tiene una importancia similar. Una mayor diferencia significa que hay una pérdida mayor.

Si se mantiene la temperatura a un nivel alto constante, las pérdidas también son constantemente altas. Si la temperatura se reduce cuando los residentes están ausentes, las pérdidas al exterior se minimizan. Durante el proceso de calentamiento al volver se necesita menos energía que si se hubiera mantenido la temperatura.

La comodidad de los residentes no debería de verse afectada por reducir la temperatura durante la ausencia. Así, tado° no deja que la casa se enfríe completamente. Calcula automáticamente la temperatura reducida ideal específica para cada casa. Esta temperatura reducida minimiza los requisitos energéticos cuando no hay nadie en casa. tado° también se asegura de que que la casa esté caliente para cuando regreses. Cuánto se reduce la temperatura depende del tiempo, el aislamiento del edificio y, claro está, el comportamiento de los residentes.