Si se pierde la conexión a Internet, podrás seguir controlando la calefacción o el aire acondicionado con la interfaz de usuarios del dispositivo. Sin embargo, no será posible controlar la calefacción ni el aire acondicionado a distancia desde el móvil o la aplicación web.

Los cambios que hayas introducido en la interfaz de usuarios no se harán efectivos en la aplicación hasta que se restablezca la conexión a Internet.

La aplicación mostrará todas las habitaciones que no puedan acceder a Internet como zonas sin acceso remoto/sin conexión. Por otro lado, tus dispositivos no podrán acceder a sus respectivas Programaciones Inteligentes. Seguirán funcionando con los últimos ajustes activos hasta que se restablezca la conexión a Internet.

Del mismo modo, si se modifican los ajustes de la aplicación, los cambios no se harán efectivos hasta que se restablezca la conexión a Internet.

¿Encontró su respuesta?